SIGIRIYA: Rock Sigiriya, Polonnaruwa

La impresionante piedra con un Palacio en su base

Hoy los nervios nos invaden un poco, ya que visitaremos el monumento estrella de Sri Lanka. Una piedra enorme que hemos visto innumerables veces en reportajes, fotos, etc. Hemos quedado para desayunar con la dueña del Hotel Sigiri Leisure Holiday Home a las 7:30. Después de un inmejorable desayuno, donde hemos tenido de todo para comer, comenzamos nuestra andadura en este mágico lugar.

Salimos del hotel para la roca. Por el camino pasamos por delante de un colegio donde suena el himno Nacional. Todos los niños están en el patio de pie, quietos, escuchando el himno. Hasta la gente que pasa por delante, se para a escucharlo y mostrarle respeto. Esto lo veríamos alguna vez más en el viaje. Admiramos el amor que tienen a su patria.

Seguimos andando y vemos por el medio de la carretera un elefante con dos turistas encima del pobre animal. Sigiriya es una población muy turística, y ves de todo. No entendemos como aceptas contratar una vuelta en elefante. No sabemos que gusto le puedes sacar a esto.

Pero desgraciadamente íbamos a ver en Sigiriya este tipo de explotación. La siguiente imagen lo dice todo. El elefante con unas enormes cadenas y su cuidador (por llamarlo de alguna manera), con una especie de lanza. Que luego no diga que le trata muy bien.

Durante nuestro trayecto ya podemos ver desde nuestro recorrido la Roca, y ya se nos pone los pelos de punta. No vamos a negar que es considerado el gran atractivo de Sri Lanka. Nosotros mismos nos vimos atraidos por esta Roca, aunque tenemos que decir que aunque no estuviera la Roca, seguiría siendo un destino sorprendente.

En 15 minutos aproximadamente llegamos andando desde nuestro hotel a la entrada del recinto. Sacamos las entradas en frente de una laguna de flores de Loto. Todos los alrededores están llenos de monos.

Sigirya está declarado Patrimonio Mundial por la Unesco. Incluso la han considerado como la Octava Maravilla del Mundo en 1982 y forma parte del Triángulo Cultural de Sri Lanka junto con Anuradhapura, Polonnaruwa, Dambulla y Kandy. La roca de Sigiriya es el resto de una erupción de magma endurecido de un extinto y largamente erosionado volcán. Sobresale por encima del llano, visible en kilómetros desde todas las direcciones.

Llegamos a la entrada de Sigiriya Rock y sacamos nuestras entradas que tienen un precio de 30$. Aunque puede parecer mucho, y habíamos leído que puede no compensar pagar este dinero, ya que estamos aquí, estamos obligados a subir a la roca. La duración de esta visita, te puede llevar unas tres horas, depende de cómo hagas la subida. El recinto se encuentra rodeado por un foso de agua, que  se suponía que en su época, estaba lleno de cocodrilos. Con lo que el complejo estaba totalmente fortificado.

Cuando atraviesas el foso, y entras al recinto, lo primero que vas a ver son los jardines de agua, donde tendrás una de las mejores vistas de la piedra completa. La imagen de la roca no decepciona en absoluto, y pensar que arriba hubo un Palacio con un Rey te hace remontarte cientos de años atrás.

Antes de comenzar la subida atraviesas por unas estructuras compuestas por enormes piedras, donde se pueden ver restos de cuevas, que hacían de monasterios budistas, anteriores a Sigirya. El Palacio en la Roca fue construido en el Siglo V.

Cuando empiezas la subida, lo primero que vas a encontrar son unas pinturas en la pared. Se cree que la parte occidental de la roca pudo haber sido una gigantesca galería de fotos, quizás la imagen más grande del mundo”. Las pinturas habrían cubierto la mayor parte esta cara occidental, un área de 140 metros de largo y 40 metros de altura. La mayoría se han perdido por el transcurso del tiempo.  Pero las que hay, están muy bien conservadas, pero no te dejan hacer fotos.

Hay algún que otro mirador, y en poco tiempo, ya te encuentras a una altura considerable. Hay una parte que la haces a través de una escalera de caracol, algo difícil si tienes vértigo.

Booking.com

A continuación podremos ver lo que se llama el Espejo. Originalmente, esta pared estaba tan pulida que el rey podía verse a sí mismo mientras caminaba a su lado. Hecha de mampostería de ladrillos y cubierta de yeso blanco muy pulido, la pared ahora está parcialmente cubierta con versos garabateados por los visitantes, algunos de ellos que datan desde el siglo VIII. Así que ahora no se puede decir que es un espejo.

La pared del espejo da paso a lo que fue la Puerta del León, en forma de dos garras gigantes que flanquean una escalera. En la época, las escaleras pasaban por la boca abierta de una cabeza de león que se agachaba entre las patas. Esto debe haber sido impresionante, ya que solo con las garras nos impresionó bastante. Solo se puede decir que es algo alucinante, como en aquella época se puede ocurrir, tallar la piedra de la roca para simular dos garras perfectas.

Y ya solo falta el último tramo que te llevará hasta la cima, donde a parte de las vistas increíbles de toda la zona, vas a ver Pidurangala Viharaya, que es la montaña que hay justo enfrente, y desde donde se puede apreciar la Roca en todo su esplendor, y que la visitaríamos al día siguiente.

Las escaleras están colgando de la montaña y la sensación de inseguridad es cada vez mayor. El vértigo cada vez es mayor, y te empiezan a temblar un poco las piernas. Pero enseguida llegas a la parte de arriba. 

En la cima hay un viento huracanado, que si siempre sopla este viento, no sabemos como el Rey podía estar a gusto aquí, en la cima.

El sitio es al mismo tiempo un palacio y una fortaleza. Hay suficientes restos como para impresionar al visitante con una arrebatadora visión del ingenio y creatividad de los constructores.

Además desde arriba las vistas son impresionantes. Se ve un paisaje de 360º del valle, alguna montaña y algún lago.

En su día tuvo que ser más creativo que lo que puedas ver en alguna película. Hasta con un trono excabado también en la roca.

La bajada es algo peor que la subida, sobre todo si tienes vértigo. Y es que la altura es considerable, además de sentirte bastante inseguro por las escaleras. Pero ha merecido la pena.

Antes de marcharnos pasamos a visitar el museo, que te entra con el precio de la entrada. No es que tengan muchas cosas, pero nos llamaron la atención sobre todo fotografías antiguas de la reconstrucción del lugar.

También una de las cosas que nos gustó del museo, que hay una réplica de las pinturas que no se podían fotografiar, y así las tienes de recuerdo.

Son las 11:30 y no sabemos exactamente que hacer ahora, de las cosas que tenemos pendientes aquí en Sigiriya. Preguntamos a un tuk tuk que si nos daría tiempo a ver Polonnaruwa, ya que hay que ir hasta allí, verlo, y volver. Nos dice que sí, que es buena hora. Negociamos el precio y nos lo deja por 4000 rupias. Polonnaruwa es la tercera ciudad Imperial de Sri Lanka, y se encuentra a unos 55 Kilómetros de aquí. Así que montamos en el tuk tuk, y poco a poco, en hora y media nos recorrimos el trayecto. Por el camino, lo típico, adelantamientos vertiginosos, autobuses que nos pasan a nuestro lado, casi rozándonos, en fin toda una aventura.

Pero también, nos encontramos con escenas típicas de Sri Lanka, que nos van pareciendo poco a poco más familiar. Y es que, lo pronto que uno se acostumbra a un nuevo lugar, con cosas tan diferentes.

Antes de llegar a Polonnaruwa nos para en medio de la carretera para poder fotografiar a un Buda que se encuentra en la misma carretera. Y es que en Sri Lanka salen estatuas de Buda por todos los sitios, pero nos encantan.

Que ver en Polonnaruwa

Llegamos a Polonnaruwa y vamos directamente a comprar las entradas. El precio es de 25$, y lo primero que ves es el Museo que está justo al lado de donde compras las entradas. El Museo está bastante bien, porque hay una recreación de los monumentos que vas a ver a continuación. Hay maquetas de cómo fueron en su época, y ello le da más atractivo, ya que cuando lo ves, te lo puedes imaginar.

Polonnaruwa fue la sede de los Reyes Cingaleses desde el siglo XI hasta el siglo XIII. Fue declarada como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1982. Polonnaruva se extiende sobre 122 hectáreas y presenta numerosos monumentos bien conservados. En general, el estilo arquitectónico muestra influencia india. La mayor parte de los monumentos son religiosos, aunque se conservan también edificios civiles.

El recinto es enorme. Contiene muchísimas ruinas, que no te va a dar tiempo a verlas todas. Para recorrer las más importantes te llevará unas 3 horas en tuk tuk. Si lo haces en bicicleta ponle algo más de tiempo.

Todo el recinto está lleno de monos, aunque en realidad, en todos los sitios que hemos visitado hasta el momento en Sri Lanka, están repletos de monos, pero aquí hemos visto otra especie diferente, mucho más bonitos.

También vimos un Martín Pescador, y es que el chico del tuk tuk está en todo, para que estemos a gusto y continuamente mirando para buscarnos cosas que ver.

Royal Palace of King Parakramabahu

El Palacio del Rey Parakramabahu era un edificio de siete pisos con mil habitaciones. El palacio fue construido por el rey Parakramabhu I durante el siglo XI. Hoy quedan las ruinas de lo que debió ser en su época un edificio muy llamativo. Las paredes de lo que queda son de 1,60 metros, lo que muestra la magnitud del edificio. Su techo era de madera, por lo que no se conserva, y solo queda los laterales de las paredes.

The Council Chamber of King Parakramabahu

Una inscripción que se encuentra en el nivel superior de la escalera identifica este edificio como la Cámara del Consejo del Rey Parakramabahu el Grande, que gobernó el país durante 33 años, desde 1153 hasta 1186 dC. Está ubicado frente al Real Palacio del Rey.

Hay dos piedras lunares ubicadas al principio y en el medio de la escalera. Ambos lados de la escalera están decorados con tallas de piedra. Hay una serie de pilares de piedra bellamente tallados que se pueden ver en el nivel superior del edificio.

Casa de la imagen de Thuparama

Este es uno de los pocos edificios donde se puede ver un techo completamente hecho de ladrillos. El edificio sobrevivió milagrosamente más de 900 años. El techo es de forma semicilíndrica. El nombre original de esta imagen de la casa no se conoce; por lo tanto, el constructor de esto también es desconocido. Se cree que esto fue construido por un ministro del rey Parakramabahu (1153-1186) llamado Mahinda para albergar la reliquia del diente. Otra creencia es que esto fue construido por el rey Vijayabahu I (1070-1110).

El edificio estaba con andamios para reformarlo, y no se apreciaba muy bien su estructura

Vatadage (La casa Stupa)

El Vatadage, uno de los monumentos más antiguos y hermosos de Polonnaruwa, está a nuestra izquierda cuando entramos en Dalada Maluwa. A pesar de sus modestas proporciones, el edificio circular con terrazas concéntricas es una obra maestra del siglo XII magníficamente planificada y ejecutada. Sin duda estaba destinado a albergar la Reliquia del Diente Sagrado de Buda , que ahora está depositada en el Templo Sagrado del Diente de Buda en Kandy . Construido por el rey Parakrambahu el grande (1164-1196AD), ​​luego fue adornado por el rey Nissankamalla (1198-1206).

Hatadage

 

Hatadage es un antiguo santuario de reliquias. Fue construido por el rey Nissanka Malla y se usó para guardar la Reliquia del diente de Buda . El Hatadage se había construido con piedra, ladrillo y madera, aunque ahora solo quedan partes de las paredes de ladrillo y piedra. Parece haber sido una estructura de dos pisos, pero el piso superior ahora ha sido destruido. Tres estatuas de Buda talladas en roca de granito están ubicadas dentro de una cámara del santuario.

Sat Mahal Prasada

El ‘Sath Mahal Prasada‘ que fue construido por el rey Parakramabahu el grande, es una estupa en forma de pirámide. Fue construido en el siglo XII y se cree que es un templo budista tailandés.

La estupa fue construida como un tributo a Camboya y como un lugar sagrado para ser adorado por los soldados camboyanos que trabajaron para el Rey en la antigua Sri Lanka. En el pasado, esta era una mansión de siete pisos. Hay cuatro entradas a Sath mahal prasada y tiene una altura de 9 metros y tiene más de 30 pies (9 metros) de altura.

Galpotha (Stone Book)

Gal Potha o Libro de piedra, es una gran inscripción de piedra que se encuentra junto al Sat Mahal Prasada. Este libro de piedra o enorme losa, mide 8.2 metros de largo y 1.4 metros de ancho. El texto está escrito en 3 columnas y contiene más de 4300 caracteres en 72 líneas. Entre este diseño, en el centro hay una figura tallada de la Diosa Lakshmi que sostiene dos flores y dos elefantes que le echan agua de un contenedor.

 

Shiva Devale No 2

Shiva Devale No 2 es la estructura más antigua de Polonnaruwa y data del breve período de Chola, cuando los invasores indios se establecieron en la ciudad. A diferencia de muchos edificios en las ciudades antiguas, fue construido completamente de piedra, por lo que la estructura hoy en día, es muy parecida a cuando se construyó.

Menik Vehera

Menik Vehera es un antiguo monasterio. La historia de este lugar es confusa. Sin embargo, según las características arquitectónicas, se asume que pertenece a los siglos VIII y IX d. C. Este monasterio consta de una estupa, casas de imágenes, un santuario de árboles Bodhi, refectorio, dispensario de monjes y celdas. Hay un marco de puerta de piedra tallada en la entrada de la estupa.

Stupa Rankoth Vehera

La Stupa fue construida con el ladrillo como único material de construcción. La base circular de Rankoth Vehera tiene un diámetro de aproximadamente 170 m y una altura de aproximadamente 33 m en la punta de la estupa. Pero originariamente se cree que llegó a tener unos 60 metros de altura, y con el tiempo y las reformas que ha tenido quedó con esa altura. Incluso después de la drástica disminución, Rankoth Vehera sigue siendo la estupa más grande de Polonnaruwa y la cuarta más grande del país.

La Stupa es muy parecida a Ruwanwelisaya, una stupa que habíamos visitado unos días antes en Anuradhapura. La verdad que las dos nos impresionaron bastante.

Gal Vihara

Y por fin llegamos al punto fuerte de nuestra visita a Polonnaruwa. Aunque todo nos gustó, tenemos que reconocer que estó nos encantó. Y son unas estatuas en relieve de Buda, talladas en la cara de una gran roca de granito. Las imágenes consisten en una gran figura sentada, otra figura sentada más pequeña dentro de una caverna artificial, una figura de pie y una figura reclinada. Estos son algunos de los mejores ejemplos de las antiguas artes escultóricas y esculturales cingalesas, y han convertido a Gal Vihara en el monumento más visitado de Polonnaruwa.

La estatua se sienta en un trono tallado, decorado con imágenes makara, con cuatro imágenes pequeñas de Buda (idénticas a la imagen más grande) talladas dentro de cámaras pequeñas. Esta es una característica inusual en la antigua escultura cingalesa, y es presumiblemente el resultado de la influencia Mahayana.

En la figura que se encuentra de pie hay una discusión entre historiadores y arqueólogos, ya que existe la creencia general de que no es una estatua de Buda. La imagen mide 6,93 m de altura, y se encuentra en un pedestal bajo con forma de loto. Se inclina hacia atrás de manera relajada, con los brazos cruzados sobre el pecho. El rostro de la estatua tiene una expresión triste y la imagen reclinada, que representa el parinirvana del Buda.

La imagen reclinada tiene una longitud de 14.12 metros y es la estatua más grande de Gal Vihara. Representa el parinirvana del Buda, que está acostado sobre su lado derecho con el brazo derecho apoyando la cabeza en un refuerzo, mientras que el brazo izquierdo se encuentra a lo largo del cuerpo y el muslo. La palma de la mano derecha y las plantas de los pies tienen una única flor de loto tallada en ellas. El pie superior, el pie izquierdo de la imagen, se retira ligeramente para indicar que la imagen muestra que el Buda ha alcanzado el parinirvana y no está simplemente acostado.

Alahana Parivena

Con una extensión de 35 hectáreas, este es el complejo de monasterios más grande de Polonnaruva que se extiende desde aquí hasta Rankot Vehera. Establecido por el rey Parakramabahu el Grande, el nombre sugiere que el sitio había sido un antiguo lugar de cremación confirmado por las excavaciones arqueológicas realizadas aquí en varios lugares. Se cree que las pequeñas estupas se construyeron aquí en los sitios de cremación de los prelados o de la realeza.

En el complejo se encuentra las paredes de un edificio que protege a un deteriorado Buda, al cual le falta la cabeza.

Lotus Pond

Nelum Pokuna (Lotus Pond) es un antiguo estanque con un diseño único realizado por arquitectos de Sri Lanka. El estanque recibió su nombre debido a su diseño que parece una flor de loto florecida. Este estanque es algo pequeño en comparación con los otros estanques que se encuentran en la antigua ciudad de Polonnaruwa y está construido con piedras. Este estanque pasa desapercibido para muchos de los visitantes, ya que se encuentra algo alejado de las otras ruinas famosas. El granito de corte fino está presente en su construcción y le da un aspecto único, junto con su peculiar forma.

Thivanka Image House

Dado que la gran imagen de Buda se ha curvado en 3 lugares, se le ha dado el nombre de “Thivanka“, que significa literalmente tres curvas. Como la mayoría de las otras estructuras, esto también está construido con ladrillos, incluida la estatua.

Esta estructura está hecha de ladrillos, incluso las estatuas. Desde el exterior se puede apreciar una estructura grande, pero no es así, ya que el grosor de sus paredes, ocupa buena parte del espacio interior. Pero gracias a ello, le dió resistencia para aguantar el paso de los siglos.
Thivanka Pilimageya es otra obra maestra artística del Rey Parakramabahu el grande. Las paredes interiores estaban decoradas con frescos y la estatua principal de Buda también parcialmente destruida. Eso puede deberse a la caza del tesoro o debido a las invasiones del sur de la India.

IMPORTANTE: Hay que tener en cuenta en todo momento, que en Sri Lanka, tienes que descalzarte para entrar a los lugares sagrados y cubrirte las piernas. Pero también, nunca debes hacerte una fotografía dando la espalda a Buda y al salir del lugar, tampoco darle la espalda. Si hace dos días nos quemamos la boca con el picante de la comida, hoy nos quemamos los pies de lo que quemaba el suelo, y eso que íbamos con calcetines.

Ya por la noche vamos a cenar de nuevo al mismo sitio de la noche anterior. Y cuál fue nuestra sorpresa que nos dice que lo siente pero que finish. Qué pena, con lo que nos había gustado la cena. Así que a buscar otro sitio para cenar. Junto a nuestro hotel, hay uno, que no tiene a nadie, pero por no buscar más sitios, nos quedamos. No cenamos tan bien como el día anterior, pero suficiente como para llenar el estómago, con un arroz con huevo y vegetales y unos noodles.

No es el país más económico de Asia para volar, pero si buscas con antelación, puedes coger los billetes por algo más de 600 €, que no está nada mal.

Aquí puedes encontrar las mejores ofertas en vuelos.

La moneda oficial en Sri Lanka es la Rupia de Sri Lanka. Mil Rupias equivalen más o menos a 5 €.

El idioma oficial en Sri Lanka es el l cingalés y el tamil . Sin embargo existe un importante segmento de la población que habla Inglés, sobre todo las personas que trabajan en el sector turístico, y en la Capital.