MADRID – QUITO: Centro Histórico

Rumbo al País de la mitad del Mundo

Nuestro viaje comienza de noche. Tras trabajar este día completo, marchamos a Madrid a coger el avión. Llegamos sobre las 10:30 de la noche y nuestro vuelo sale a las 1:30, con lo cual tenemos el tiempo justo para llegar. Ya que tenemos que dejar el coche e ir hasta la terminal. El vuelo lo hacemos con Air Europa hasta Quito, en vuelo directo. Pero empezamos a tener sorpresas con esta compañía cuando el día antes nos disponemos a realizar el Check-in onLine. Resulta que nos ponen en asientos separados, y si queremos ir juntos debemos pagar 20 € por persona para elegir el asiento. Si quieres asientos buenos 30 € y si quieres emergencia 50 €. Lo último es entendible, pero que te pongan asientos separados y te hagan chantaje para ir juntos, aunque sean 40 €, no nos parece normal. Así que no los pagamos. Cuando facturamos la decimos a la chica que si nos puede poner juntos y nos dice que sí, pero que nos tiene que cobrar. Tampoco aceptamos y por consiguiente nos ponen separados. Cuando montamos en el avión le decimos a un señor que iba solo, si le importaba cambiarse de asiento, y nos dice que no tiene problema, así que al final vamos juntos. Pero también tenemos que decir que el avión es bastante viejo, las pantallas no son ni siquiera táctiles, los mandos, apenas funcionan. Y tienen 4 películas, la mayoría antiguas. Te cobran 3€ por los cascos. Y la comida muy mala y escasa. Y ya es decir, ya que suele ser así, pero esta todavía lo es más. La verdad que no tiene nada que ver con las compañías sobre todo asiáticas. Pues en estas circunstancias tenemos que estar 12 horas en el avión.

Encuentra los mejores precios en vuelos a Ecuador

Al llegar a Quito, nos informa el Capitán que hay mucha niebla en el aeropuerto y que es imposible realizar el aterrizaje. Que vamos a volar un rato, y si no despeja tendremos que ir a aterrizar a Guayaquil. ¿Cómo? ¿Qué vamos a hacer en Guayaquil? Tenemos un itinerario, que aunque sea flexible, está muy comprimido, y ajustado para ver lo más posible. Y si empezamos en Guayaquil, tendríamos que subir hasta Quito ese mismo día, perdiendo ese día. Pero bueno, estamos de vacaciones y no hay que ponerse nerviosos (de momento). Sobrevolamos la Capital durante una interminable hora, pero al final se despeja y podemos aterrizar. Nos sorprende que en el avión no nos hayan dado el típico papel de inmigración para rellenar, y suponemos que al bajar del avión nos lo darán.

Llegamos a inmigración y hay una cola para comunidad Andina, y otra para extranjeros. La cola de extranjeros era bastante más pequeña que la otra, así que en unos minutos pasamos el control. No tuvimos que rellenar nada. Solo contestar a las cuatro típicas preguntas. ¿Por qué vienes? ¿Cuántos días vas a estar?¿Estado civil?¿Traes más de 10.000$ en metálico?. Y ya está. Ni siquiera nos pidieron el seguro médico que desde este año es obligatorio para todos los turistas que visiten Ecuador. Tardamos un rato en coger las mochilas, pero al final salieron. Así que todo listo.

Como llegar desde el aeropuerto de Quito al Centro

El aeropuerto del Mariscal Sucre queda a unos 40 Kilómetros del centro histórico. Tienes varias opciones.

  • La más cara y cómoda sería coger un taxi, algo que solemos evitar siempre. Dependiendo del tráfico y de las vueltas que te de el taxista, te puede costar entre 20 y 30$.

  • Hay otra opción, que es ir en un bus o shuttle especial del aeropuerto. Puedes comprar el billete antes de salir del aeropuerto. Y tiene dos paradas. Una hasta el antiguo aeropuerto de Quito, que cuesta 8$ y la siguiente sería el centro Histórico que tendrías que pagar otros 7$ más.

  • Pero si lo que de verdad te gusta es mezclarte con la gente local, puedes coger un bus a la salida del aeropuerto por 2$. Hay tres paradas juntas, una hasta la terminal de Carcelén, otra hasta la terminal de Quitumbe, y otra hasta Río Coca. El autobús es menos lujoso que el anterior, pero más económico y divertido. Nosotros por supuesto que cogimos este. Fuimos hasta Río Coca, y tardamos aproximadamente 1 hora. En Río Coca tienes la terminal del Ecovía cruzando una calle, donde te llevará a casi todos los lugares de Quito. Para coger este bus tienes que pagar para entrar a la terminal 0,25$ y ya podrás ir donde tú quieras. Nosotros fuimos hasta la parada Marín Central, ya que nuestro hotel se encuentra en el Centro histórico de la Ciudad. El trayecto dura unos 30 minutos y va con bastante gente.

Autobus que te lleva desde el aeropuerto hasta la Terminal de Río Coca, delante se encuentra el que va a Quitumbe y el primero es el de Carcelén

Quito es una ciudad que se encuentra entre montañas a una altitud de 2.800 metros. Bajamos del bus y habíamos visto que nuestro hotel se encuentra a poca distancia, así que decidimos ir andando. Lo que no contábamos es con las empinadas cuestas que hay. Aquí estamos nosotros recién aterrizados, con una altitud de 2.800 metros y con muchos kilos a la espalda. Esto se llama aclimatación express.

Llegamos a nuestro hotel  sobre las 10 de la mañana. Hemos escogido el Hostel Friends, por su ubicación, y calidad precio. El hostel está bastante bien. Tiene todo lo necesario para ser un Hostel. Las habitaciones aunque no son muy amplias, si tienen un baño, que es amplio y reformado. La atención del personal con nosotros fue estupenda. Disponen un Free tour todos los días a las 10:30. Nosotros no lo cogimos porque preferimos ver la ciudad tranquilamente.

Booking.com

Quito es una gran urbe de Sudamérica, y por ello la seguridad es importante. No queremos alarmar a nadie, pero es una ciudad en la que debes tomar tus precauciones. Nosotros recomendamos alojarse en el Casco Histórico, ya que es lo que hay que ver en Quito y por donde te vas a mover. Así todo nosotros no tuvimos ningún problema, ni ninguna sensación de inseguridad.

Que ver en Quito

A las 10:30 salimos a ver esta Ciudad Colonial. Quito es una de las capitales sudamericanas con mayor riqueza étnica y colonial, un excelente destino gracias a su arquitectura, gastronomía, cultura y naturaleza. La ciudad fue fundada en 1534, en las ruinas de la ciudad inca más importante de la región, por lo que hoy en día es una de las ciudades más antiguas de Latinoamérica. En 1978 fue nombrada ciudad Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Fue la primera ciudad del mundo en tener este galardón, así que puedes hacerte una idea de su importancia. Según salimos a la calle empezamos a notar lo que esta ciudad nos iba a aportar. No solo es una Ciudad de paso, de entrada al país, sino que un lugar obligado en una visita a Ecuador. En su casco histórico cuenta con más de 20 Iglesias, muchas de ellas, muy impresionantes, y con algunos interiores que te dejarán con la boca abierta, 16 conventos y numerosas plazas. Quito puede ser la Ciudad Colonial mejor conservada de Latino América. Los españoles crearon una preciosa ciudad colonial, y los ecuatorioanos se han encargado de cuidarla.

Catedral Metropolitana de Quito

Lo primero que visitamos es la Catedral Metropolitana de Quito. Esta Iglesia es una de las más antiguas de América Latina y es uno de los lugares religiosos de más valor en la comunidad católica de Quito. La Iglesia tiene varios estilos como el barroco, mudéjar, rococó, neogótico y neoclásico.

Posee una importante colección de obras de arte, pinturas y esculturas realizadas por importantes artistas de la época colonial. Uno de los acontecimientos que se suscitó en este templo fue la muerte del Obispo de Quito de esa época, José Ignacio Barba, quien en la misa del Viernes Santo del 30 de marzo de 1.877 fue envenenado con estricnina disuelta en el vino de consagrar.

En su fachada se puede leer “Es gloria de Quito el descubrimiento del Río Amazonas“, recordando que desde ese mismo lugar partió Francisco de Orellana, para buscar El Dorado.

Esta Iglesia se encuentra en la Plaza Grande o Plaza de la Independencia.

Plaza Grande o Plaza de la Independencia

Es la Plaza más importante de Quito, ya que en esta plaza se encuentra el Palacio Presidencial, el Palacio Municipal, la Catedral Metropolitana, y el Palacio del Arzobispo. En el medio de la plaza, hay un monumento dedicado a la lucha por la independencia del 10 de agosto de 1809. Esta es una fecha importante en toda la historia de América Latina, ya que es la primera lucha por la independencia en el continente.
A la izquierda de la Plaza, se encuentra el Palacio Arzobispal que es la sede de la autoridad religiosa y residencia del obispo desde el siglo XVI. En sus balcones lucen orgullosas las banderas de Quito y Ecuador.
Al frente de la plaza se encuentran las instalaciones del Palacio Carondelet que es la sede del Gobierno y residencia oficial del presidente.

Iglesia de El Sagrario

Es una Iglesia de estilo renacentista italiano, que se encuentra al lado de la Plaza Grande. Se contruyó como capilla anexa a la Catedral, por lo que ambos edificios están comunicados a través de un pórtico interior. Su edificación, comenzó a mediados del Siglo XVII, y fue terminada en 1706. La fachada del templo es de estilo barroco, y consta de dos cuerpos, con columnas de orden jónico en el primero y corintio en el segundo.

Su bonito interior, es un adelanto de lo que vamos a ver en varias iglesias de Quito. Interiores muy barrocos, que deslumbran con su pan de oro, y con muchos adornos.

Iglesia de la Compañía de Jesús

Se trata de una de las obras más significativas del estilo barroco en la arquitectura sudamericana. Fue construida entre los años 1605 y 1765. El templo, por haber sido construido durante 160 años y con diferentes arquitectos, emplea cuatro estilos arquitectónicos: barroco (que predomina), mudéjar, churrigueresco, y neoclásico. Fue levantado por artistas de la Escuela Quiteña, quienes imprimieron su sello personal. Su exterior, con su estilo barroco, es muy vistoso, pero cuando entramos en su interior, nos dimos cuenta que Quito nos aportaría en el viaje, un recuerdo imborrable. El interior de esta Iglesia deslumbra, asombra, e incluso te ciega. Acabamos de llegar a Quito, y las sensaciones, no pueden ser mejores, viendo esta joya arquitectónica.

La Iglesia de la Compañía de Jesús, en el que se puede ver el Banco Central de Ecuador a su lado, con un edificio muy de la época colonial.

Iglesia de San Francisco

En la espectacular plaza de San Francisco se encuentra esta Iglesia con el mismo nombre. Otra Iglesia que te volverá a dejar con la boca abierta. Su construcción empezó en 1537 con la llegada de los primeros franciscanos a la ciudad y marcó las tendencias de la época, donde se mezcla el mudéjar y el barroco bañado en pan de oro que dan un esplendor inusual.

El interior de esta Iglesia, podría ser uno de los más bellos que hemos visto. Muy sorprendidos con lo que estamos viendo.

Desde su exterior, se puede ver, desde lo alto de la plaza, una buena parte de las cúpulas que coronan la ciudad.

Iglesia de la Merced

La Iglesia de La Merced es un monumento de estilo barroco y morisco. Sus muros de bases incas miden tres metros de ancho y están hechos de cal y ladrillo, lo cual dio mayor resistencia a la estructura.

Iglesia y Convento de Carmen Alto

La obra estuvo a cargo del jesuita español Marcos Guerra, quien en 1656 construyó y diseñó este monasterio utilizando materiales típicos de la colonia: ladrillo y argamasa de cal y arena. Aquí también puedes disfrutar de un bonito interior.

Arco de la Reina de los Angeles

Como dice la placa que está situada en el pilar de este famoso Arco, se construyó en 1726. Fue llamado Arco de la Reina de los Angeles por la aledaña capilla consagrada a la Virgen María bajo esta advocación. El Arco tenía por objeto proteger de la intemperie a los devotos, que se reunían delante de la Capilla para rezar el Rosario y cantar las Letanías. El Arco une la iglesia Carmen Alto, con el antiguo Hospital San Juan de Dios, que actualmente es el Museo de la Ciudad.

Iglesia de Santo Domingo

La valiosa obra de Santo Domingo fue construida por los dominicos a partir de 1580, bajo la dirección del Arquitecto Francisco Becerra y culminó la obra a principios del siglo XVII. Esta edificación posee un museo repleto de obras extraordinarias en las que se destacan las pinturas alusivas a los mártires de la orden de Santo Domingo.

Al frente se encuentra una plazoleta con el monumento a Manuel Carrión Pinzano, célebre lojano, autor del movimiento Federalista Lojano en el año 1.853 y en su corazón la estatua de Antonio José de Sucre.

Calle de la Ronda

Vamos hasta la famosa calle de la Ronda, que está en un barrio histórico y emblemático de la ciudad. Pero está prácticamente todo cerrado. Ya habíamos leído que suele tener ambiente a partir de las 6 de la tarde. Así que decidimos volver luego, ya que nos queda cerquita de nuestro hotel.

En el Siglo XVII, La Ronda empezaría a tomar la fama de hogar de artesanos y artistas, refugio de bohemios e incomprendidos, donde pulularon bares, cantinas y burdeles a lo largo de toda la calle. En la actualidad existen algunos restaurantes de comida típica ecuatoriana, cafeterías literarias y bohemias, una legendaria picantería, además de una tienda de dulces tradicionales de Quito y un orfanato. Fabricantes de velas decorativas, sobadores, curanderos, músicos, se pueden encontrar en la calle de La Ronda junto con los famosos canelazos quiteños y las deliciosas empanadas de viento. Esto es lo que nos venden en todas las guías de Quito, nuestra experiencia es otra. Puede ser una calle emblemática, pero por el día está prácticamente todo cerrado, y por la noche no la vimos ningún encanto especial, los bares con reggaetón a todo volumen, y poco más. Un poco nos defraudó.

La Ronda es una de las calles más tradicionales que se encuentran en Quito, no solo por ser una de las más antiguas, o por haber sido cuna de pintores, escritores y poetas de los años 30.

Desde los grandes artistas plásticos del siglo XVII, como el escultor Toribio Avila y el estucador Italiano Pablo Nardi hasta los Artesanos y Artistas de hoy, han sido acogidos por la Ronda, que siempre fue espacio de arte popular. La tradición panadera del barrio se remonta a épocas coloniales.

Los barberos se instalaron trempranamente en la recién fundada villa de Quito, ofreciendo, además, servicios de extracción de muelas. Se desempeñaron también como “cirujanos” realizando sangrías (cortes superficiales en la piel) para bajar las fiebres.

Para el siglo XX, las peluquerías ofertaban servicios variados como corte de cabello y barba para hombres, así como productos farmacéuticos y la confección de ternos de calle, de etiqueta y de cabalgar. También eran amenos sitios de lectura de revistas y cómics que se alquilaban por unos pocos centavos. El peluquero del barrio era el vocero de los vecinos y quien estaba al tanto de todas las novedades del vecindario.

Aunque nos defraudó un poco, pasear por esta famosa calle empedrada, nos parece algo recomendable, aunque consideramos que más por lo que fue, que por lo que es. Verás carteles de lo que hubo, incluso alguna recreación de la época.

Iglesia de Santa Bárbara

Sus torres miran al panecillo y su base se asienta en las faldas de la emblemática loma de San Juan. Es un espacio donde se conjuga el encanto de lo simple y cotidiano con el misterio de la historia y la religión. Su primera construcción se realizó en 1550, pero su reconstrucción al estilo neoclásico se hizo en 1892.

Basílica del Voto Nacional

Es la iglesia de estilo neogótico más grande de América Latina. La iglesia, que se construyó entre 1882 y 1987, es el edificio más alto de Ecuador. Además, la gente a menudo compara su impresionante fachada con la de Notre Dame en París y la Catedral de San Patricio en Nueva York. Es una Iglesia que llama mucho la atención, porque no es muy usual en América Latina, ver este tipo de arquitectura.

Una Iglesia muy diferente a todas las demás de Quito. Incluso su interior es diferente, con unas vidrieras que no tienen nada que envidiar a las mejores vidrieras de las catedrales europeas.

El Panecillo

La colina de el Panecillo separa el norte de la ciudad con el sur. Desde el casco antiguo podrás ver en numerosas ocasiones esta colina. En la cima de la colina de Panecillo, encontrará las mejores vistas de la ciudad y una gran estatua peculiar de la Virgen María que tiene alas. Es conocida como La Virgen de Quito y se dice que es la estatua más grande de la Virgen María alada en el mundo. Con sus 30 metros y 11 más si se suma la base, ocupa el lugar número 58 entre las estatuas más altas del mundo, superando incluso al famoso Cristo Redentor de la ciudad de Río de Janeiro. Es además la escultura de aluminio más alta del planeta.

Para llegar hasta allí, lo mejor es coger un taxi, que por 2 – 3 dólares te puede subir y volver de nuevo al centro de la ciudad. Aunque se puede subir andando, ya que no queda demasiado lejos, no es muy recomendable, ya que puede ser algo peligroso.

El casco histórico de Quito es impresionante, con sus iglesias y casas coloniales. Pero nuestro primer contacto con la gente local, nos a parecido espectacular y muy auténtico.

Nuestro primer día en Ecuador, y ya estamos fascinados de este viaje. Esto iba a ser un adelanto de todo lo que sería esta fascinante aventura en Ecuador. Un día de lo más cargado de emociones, para meternos de lleno en el país.

Tenemos nuestro primer contacto con la gastronomía del país. Y tenemos que decir que nos ha gustado bastante, pero es algo que contábamos con ello, ya que en Sudamérica siempre hemos comido muy bien. Tambíen nos sorprende los precios tan económicos para comer.

Es verdad que son sitios locales, y no preparados para el turista, pero así es como nos gusta a nosotros. Un menú del día con primero, segundo, postre y zumo, nos cuesta 2,5$.

Los vuelos a Ecuador desde España los puedes encontrar sobre los 600 €. Muchos de ellos pasan por Estados Unidos, algo que no recomendamos nunca ya que además de pagar (porque vas a tener que sacar el ESTA), te van a volver loco con tanto controles que hay. Si buscas puedes encontrar incluso directos muy económicos. Nosotros volamos directos a Quito, y para la vuelta lo hicimos desde Guayaquil también directo, y nos ahorramos volver subir hasta Quito.

Aquí puedes encontrar las mejores ofertas en vuelos.

La moneda oficial en Ecuador es el Dólar Estadounidense. En el año 2000, Ecuador completó su proceso de dolarización; el Sucre (moneda oficial hasta el momento) fue eliminado, y la moneda del país fue legalmente cambiada por el dólar norteamericano.

El idioma oficial en Ecuador es el castellano. Sin embargo en las zonas rurales o en la parte del Amazonas existen poblaciones donde se hablan lenguas indígenas, como el quichua. Aunque cada vez queda menos población que conserve estos idiomas.