PETRA: Ciudad de los Nabateos

Una de las Maravillas del Mundo, con suficientes motivos.

Los siguientes dos días los dedicamos exclusivamente a Petra. Este fue nuestro motivo para visitar este país, y teníamos muchas ganas de visitar esta maravilla. Así que decidimos emplear dos días enteros.

Petra, fue la ciudad de los nabateos. Un pueblo nómada que se asentó en dicha ciudad hace más de 2.200 años. Se convirtieron en los amos de las rutas comerciales de la región, sobre todo con incienso, mirra, especias y sedas. También es conocida como la ciudad rosa-roja, un calificativo que viene de los colores llamativos de las rocas en las que se esculpieron muchos de sus monumentos, creando una Ciudad única para su época. Petra se declaró Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1985, y fue nombrada una de las Siete Maravillas del Mundo en el 2007.

EL primer día, como nos habíamos acostado no muy pronto ponemos el despertador a las 6:30 horas, pero las ganas de visitarla y los cantos de la Mezquita hacen que nos levantemos a las 5:00. Así que nos preparamos y a las 5:30 estamos en dirección del complejo arqueológico. Vamos andando, aunque sabemos que puede ser una odisea, ya que nos espera un largo día. A las 6:00 estamos en la puerta, con cuatro personas más. Todavía es algo de noche, pero comienza a amanecer. Sobre las 6:30 llegamos al Tesoro. Al haberlo visto el día antes de noche, hace que no nos deslumbre tanto, pero así todo es espectacular. Nos ponemos como locos a sacar fotos, ya que solo estamos nosotros  con el Tesoro o Al-Khazneh.

Continuamos y antes de llegar al Teatro, comenzamos a subir unas escaleras a la izquierda, que te llevará al trail High Place Of Sacrifice. Es un precioso camino, de subidas y bajadas, con un hermoso paisaje.

Al bajar seguimos las flechas y llegamos al Gran Templo o Qasr al-Bint.

Desde allí cogimos fuerzas y subimos hasta el Monasterio o Ad-Deir. Es un duro camino de 850 escaleras. Está lleno de turistas montados en burro. No lo puedo entender sobre todo en gente joven. Llegamos al Monasterio y nos damos cuenta que no tiene mucho que envidiar al Tesoro. Allí tienes algunos bares para comer y beber sentados contemplando el Monasterio.

Si te quedan fuerzas, también puedes subir a un par de miradores para tener una imagen diferente. Bajamos ya, bastante cansados pero fascinados de todo lo que estamos viendo. Nos parece increíble que que pudiera haber existido una ciudad como la que construyeron los Nabateos en el Siglo I antes de Cristo.

De vuelta paramos a ver la calle columnada que conduce al centro de la ciudad, flanqueada por templos como el Gran Templo.

Luego estuvimos viendo la iglesia Bizantina que fue destruida por un incendio y seguramente por un terremoto. Así que no queda mucho de la Iglesia pero si que conserva mosaicos en el suelo que hacen ver la importancia de este lugar.

Y al lado está el Templo de los Leones de Alados. Estos dos lugares están al otro lado de la calle columnada. No son dos sitios espectaculares del recinto, pero si recomendables para completar tu visita.

Y con esto damos por terminado nuestro primer día en Petra. Agotado, vamos caminando despacio a la salida, ya que nos queda todavía el desfiladero o As-Siq. Es la tercera vez que pasamos por este desfiladero y sigue impresionando. Es una garganta, estrecha y profunda de 1.200 metros de longitud de abrumadora belleza natural. Rodeado de acantilados de hasta 80 metros de altura.

Llegamos a la puerta y decidimos ir a recobrar fuerzas en uno de los bares que hay en la salida. Son las 5:30 horas y hemos pasado casi 12 horas en el recinto. Mereció la pena, pero en estos momentos estamos derrotados. Así que con las fuerzas justas de cenar y directamente para el hotel.

Pero hoy también el sol nos brinda de camino a nuestro hotel, otra puesta de sol preciosa.

El vuelo tanto si vuelas a Tel Aviv (Israel) o Amman (Jordania) lo puedes encontrar con antelación sobre 300€. Si tienes suerte lo encontrarás directo, pero si no lo más habitual es hacer escala en Turquía.

Aquí puedes encontrar las mejores ofertas en vuelos.

La moneda oficial en Israel es el Séquel. Un séquel equivale más o menos a 0,24 €.

La moneda oficial en Jordania es el Dinar jordano. Un dinar equivale más o menos a 1,15 €.

En Israel el idioma oficial es el hebreo y el árabe.

En Jordania el idioma oficial es el árabe.

Aunque en ambos países el inglés es un idioma muy hablado, con el que podrás moverte con facilidad.

Me sorprendió en Israel la cantidad de Judíos que hablan el castellano, debido a la amplia comunidad sefardí que todavía conserva el idioma.

Este artículo forma parte de nuestro viaje por Israel y Jordania

DíA 6 Israel y Jordania: Wadi Rum – Petra

Publicaciones relacionadas

Etiquetas: , |

Deje su comentario