OMETEPE – GRANADA: Volcán Masaya

Una preciosa ciudad colonial

Nuestro siguiente destino es Granada. Todavía con agujetas en las piernas de la ascensión al Volcán Concepción, a las 9 de la mañana cogemos las  mochilas para coger un Ferry hasta San Jorge. El Ferry que amarramos no tiene nada que ver con el que habíamos ido a la isla. Es mucho más grande y más estable, y sólo un poco más caro (50 córdobas). Este se puede llamar ferry, en el que fuimos a la isla no. En poco más de una hora llegamos a San Jorge. De ahí tenemos que coger un taxi hasta Rivas. En el puerto hay gente ofreciendo el servicio de taxi. Negociamos los 100  córdobas que habíamos pagado a la ida y un taxista acepta. Pero intenta que vayamos con él hasta Granada. Le decimos que preferimos coger un bus, que se nos sale de presupuesto. Insiste, y al final, nos dice que tiene que ir a Granada a coger a unos clientes, y que por poco dinero nos lo deja, y así aprovecha el viaje. Nos lo deja por 14 dólares, y nos parece un buen precio y aceptamos. La verdad que el viaje en taxi es mucho más cómodo y más rápido que en bus, pero me quedo con las ganas de ir en bus. No podíamos decir al taxista que no, ya que el precio es muy bueno, pero por otra parte hubiera preferido ir en bus, ya que te acercas más al país, ves cosas y situaciones que en taxi no las vives. En resumen, que es una experiencia ir en bus, que no tiene nada que ver con ir en taxi. Mezclándote con la gente y observar para conocer mejor la vida cotidiana del lugar.

Llegamos a Granada, y según íbamos en el taxi, pudimos ver que iba a ser una ciudad que nos encantaría. Nos vamos a quedar los próximos cuatro días. No es que la ciudad tenga tanto que ver para esos días, sino que nos serviría de campo base para visitar otros atractivos cercanos. Nos deja en la plaza central, donde se encuentra la preciosa Catedral, y de allí nos disponemos a buscar Hotel. Casi todos los hoteles se encuentran en calles que salen de esta plaza.

Un chico nos ofrece llevarnos a hoteles, y si nos gusta nos quedamos y él se gana una comisión. Al final, nos quedamos en el Hotel Cocibolca. Está bastante bien con piscina y desayuno, por 35 dólares y bien situado. El mismo chico que nos lleva al Hotel, nos ofrece excursiones. Como habíamos llegado tan pronto a Granada decidimos ir al Volcán Masaya por la tarde para verlo de noche. Quedamos con el a las 4:30 para que nos llevé. Aparece con su primo y nos lleva hasta el Volcán (25 dólares).

Abajo os dejamos, los horarios, y precios.

Llegamos al Volcán pronto, ya que abren a las 5:30, pero somos de los primeros, ya que se forman bastantes colas para subir. Mientras esperamos comienza a llover un poco. Si llueve la lava, empieza a echar bastantes gases y no se ve. Nos dicen la gente del parque que si queremos subir, es bajo nuestra responsabilidad, que puede ser que no se vea por la lluvia. Había que intentarlo ya que era algo que teníamos muchas ganas de ver. Subimos y comienza a llover bastante. La lluvia no para, nos hacen esperar arriba un rato, y luego nos dicen la gente del parque que no se puede visitar. Pero nos devuelven el dinero (que no siempre pasa). Así que volvemos a Granada, con la decepción de no haberlo visto, pero con la ilusión de volverlo a intentar otro día.

Encuentra los mejores precios en alojamientos en Granada

La entrada a Nicaragua se suele hacer por su capital Managua.

Aquí puedes encontrar las mejores ofertas en vuelos.

La moneda oficial en Nicaragua es el Córdoba. Cien Córdabas equivale más o menos a 0,60 €.

En Nicaragua el idioma oficial es el castellano. Pero en las zonas turística es frecuente que la gente hable inglés.

Publicaciones relacionadas

Leave A Comment