NUEVA LOJA – RESERVA DE CUYABENO

Rumbo al Amazonas Ecuatoriano

Nos levantamos emocionados por los días que nos esperan en la selva. La naturaleza nos encanta y estar en esta parte de la Amazonía, como es la ecuatoriana, para nosotros es un sueño.

Después de toda la noche sintiendo llover, incluso en algún momento como si no hubiera mañana, dejamos el hotel con el cielo muy encapotado de nubes. Esperamos que en los próximos días nos respete el agua y podamos disfrutar al máximo de nuestra aventura amazónica. Nos dirigimos donde nos comentó el taxista el día anterior, que es de donde parten las furgonetas a la selva. Esperamos un rato y empiezan a llegar. Preguntamos a un chico que tiene una furgoneta y nos dice que viene ahora su jefe y nos explica. Cuando llega nos comenta el tour que realiza y su precio (260$). Nos parece bien porque era lo que habíamos visto antes de venir. Incluso nos llega a decir que si nos parece caro, que preguntemos a otros que seguramente sea algo más barato, pero no con los mismos servicios que ofrece él. Este argumento de sinceridad nos acaba de convencer, y ya no miramos más. Y creemos que no nos equivocamos.

IMPORTANTE: Los tours no se pueden pagar con tarjeta y en Nueva Loja hay varios cajeros pero la mayoría solo te dejan sacar 100$ cada vez con un máximo de 300$.

A las 10 de la mañana, partimos en una furgoneta con otras 7 personas de diferentes nacionalidades (alemanes, ingleses, canadienses, americanos y nosotros). Un trayecto de 2 horas hasta llegar a una especie de embarcadero, donde dejamos la furgoneta y cogemos una barca para llegar a nuestro hotel Caiman Ecolodge. El recorrido en barca dura algo más de una hora por el rio, en plena jungla.

En nuestro camino el río se va ensanchando y encogiendo su caudal. En algunos momentos los frondosos laterales del cauce del río se juntan, dejando una especie de túnel por el que transitamos.

Durante el recorrido paramos para ver dos anacondas pequeñitas y unos monos ardilla, además de algunos pájaros. Todavía no hemos ni llegado y ya podemos hacernos una idea de lo que pueden ser los próximos días, esto empieza bien.

La Reserva de Cuyabeno es uno de los lugares más biodiversos del planeta junto con el Parque nacional Yasuní. Se trata de un lugar con una gran biodiversidad, hogar de una de las más grandes concentraciones de vida salvaje, tanto en flora como en fauna. Un complejo sistema de formaciones lluviosas, 14 lagunas, ríos y un bosque tropical que hacen de las 603.000 hectáreas un récord en cuanto a los más altos niveles de biodiversidad en el mundo.

El Cuyabeno tiene más de 550 especies diferentes de aves; 60 especies de orquídeas; más de 350 especies de peces; una gran variedad de reptiles como las anacondas, caimanes y tortugas de río. Se estiman en 12.000 las especies de plantas encontradas dentro de la reserva. Y muchas especies de mamíferos, incluyendo el increíble Tapir.

La Reserva también es hogar de especies raras, como el mítico delfín rosado de río, el Hoatzin o águila de la región, con su apertura de alas de ocho pies.

En esta reserva puedes encontrar 10 especies de monos diferentes y en todo el Ecuador llegan hasta 17 distintas.

Llegamos a nuestro hotel Caiman Ecologde rodeados de una frondosa vegetación, el hotel tiene varias cabañas y una torre donde puedes subir a ver el paisaje y sobre todo observar a pájaros. Nuestra habitación esta en el tercer piso de la torre.

Nuestra habitación se encontraba en el tercer piso de la torre de enfrente

Es una habitación de madera, sin cristales en las ventanas y con mosquiteras en las camas. La luz en el hotel está conectada por un generador que se enciende de 6 a 10.30 de la tarde. Por supuesto, aquí no hay wifi, cosa que hasta se agradece, desconectar del mundo. ¿Te has preguntado cuando fue la última vez que estuviste 4 días sin Internet?. Pues creemos que es de lo mejor que te puede pasar.

Nuestra vista desde la habitación

El hotel también disponía de gimnasio, jejeje. Nos sorprendió que los trabajadores y guías en sus ratos libres aprovecharan para hacer unas pesas. El culto al cuerpo ha llegado hasta el Amazonas.

Booking.com

Nuestra primera comida en la selva la hacemos con un poco de miedo, porque no sabemos que nos espera. Y nos damos cuenta que se come tan bien, como en el resto del país. De primero una sopa de verduras muy típica en Ecuador, y muy rica. Y de segundo carne, con plátano frito y verduras. Como podéis ver, todo muy sano.

Después de comer salimos a dar una vuelta en barca en busca de los delfines rosados, una especie de delfines de agua dulce que no son muy comunes, aunque nosotros ya les hemos visto en Las 4000 islas de Laos. Mientras que los buscamos podemos observar aves como garzas, martín pescador, etc.

También pudimos ver un mono lanudo, una de las 10 especies que existen en la Reserva. Parecía un hombre vestido con un disfraz de mono. jajaja

Como lo que más abundan son los pájaros, en todo el cauce del río pudimos ver nidos, de diferentes especies, con diferentes construcciones.

También en la selva, una de las especies que más abundan son las arañas. Con lo que abundaban telas de arañas gigantescas, que daban hasta miedo. No queremos imaginar si caes en una de ellas. Con lo grandes que son, quedas atrapado.

Al final, después de seguir a un delfín que le hemos visto desde lejos como asomaba la cabeza de vez en cuando, no le hemos podido ver de cerca y nos tenemos  que ir ya que está anocheciendo y empieza a llover bastante y no hemos traído los ponchos.

Estar dentro de la selva, para los amantes de la naturaleza, es sentirse dentro de un hábitat al que no estás acostumbrado, pero sin embargo te sientes muy bien. Además te sientes que formas parte de la naturaleza, te sientes dentro de ella y te mimetizas como un camaleón en una rama.

Da la sensación que estamos durmiendo en un árbol y al no tener ventanas, sino una tela que nos hace de mosquitera, estamos rodeados de todo tipo de ruidos típicos de la selva. Por la noche además los ruidos se acentúan más y la jungla está muy activa, pero en vez de ser un inconveniente para dormir es un somnífero estupendo.

Los vuelos a Ecuador desde España los puedes encontrar sobre los 600 €. Muchos de ellos pasan por Estados Unidos, algo que no recomendamos nunca ya que además de pagar (porque vas a tener que sacar el ESTA), te van a volver loco con tanto controles que hay. Si buscas puedes encontrar incluso directos muy económicos. Nosotros volamos directos a Quito, y para la vuelta lo hicimos desde Guayaquil también directo, y nos ahorramos volver subir hasta Quito.

Aquí puedes encontrar las mejores ofertas en vuelos.

La moneda oficial en Ecuador es el Dólar Estadounidense. En el año 2000, Ecuador completó su proceso de dolarización; el Sucre (moneda oficial hasta el momento) fue eliminado, y la moneda del país fue legalmente cambiada por el dólar norteamericano.

El idioma oficial en Ecuador es el castellano. Sin embargo en las zonas rurales o en la parte del Amazonas existen poblaciones donde se hablan lenguas indígenas, como el quichua. Aunque cada vez queda menos población que conserve estos idiomas.

Publicaciones relacionadas