MADRID – COLOMBO – NEGOMBO

Comienzo de nuestra aventura por la Antigua Ceylan

Nuestro viaje a Sri Lanka, comienza con nuestro vuelo a la Isla. Si vas a visitar Sri Lanka, es casi seguro que vayas en avión, y que vueles hasta su capital, Colombo. Nosotros tenemos un vuelo reservado seis meses antes con Qatar Airlines, por un precio de 650€. No es un vuelo barato respecto a otros lugares de Asia, donde hemos volado en otras ocasiones por unos 500€, pero sabemos que es casi imposible volar mucho más barato de este precio, a Sri Lanka.

Como tenemos tantas ganas de visitar Sri Lanka, no nos queda más remedio que cogerlo aunque sea a ese precio. El vuelo lo cogemos como siempre en Madrid. Y todos los vuelos con la compañía de Qatar, hacen escala en este país, de donde es la aerolínea. Salimos a las 11 de la noche. Nos esperan 8 horas hasta llegar a Qatar. Entramos en el avión, y volvemos a recordar lo que son las aerolíneas asiáticas, sobre todo, las de Oriente Medio, como Qatar o Emiratos. Nada tienen que ver los aviones asiáticos, con los de las compañías que vuelan a Sudamérica, como en nuestro último viaje (Ecuador); aviones antiguos, y nada cómodos. Según entramos al avión, vemos un avión nuevo, con mucho espacio con el asiento delantero, y hasta la comida se deja comer.

Todo es maravilloso. Empezamos nuestro viaje, con todo perfecto. Esto nos va a durar poco, ya que según aterrizamos en Qatar, vemos una pantalla de información, y nuestro vuelo, se ha retrasado 4 horas. Así que en vez de hacer una hora de escala, como teníamos previsto, van a ser cinco horas.

Pero a mal tiempo, buena cara, y estamos de vacaciones y no debemos estresarnos. Debemos adaptarnos a los inconvenientes, y así lo hacemos, cambiando algo de la planificación del viaje, ya que vamos a llegar a Sri Lanka demasiado tarde como para ir hasta Anuradhapura, así que decidimos hacerlo al día siguiente.

Encuentra los mejores precios en vuelos a Sri Lanka

En la espera de la escala en Qatar, nos vamos a recorrer este aeropuerto. Nada tiene que ver con el aeropuerto que conocimos hace bastantes años, que era mucho más pequeño, y sencillo. Ahora se ha convertido en un gran aeropuerto, donde tiene una gran cantidad de afluencia de pasajeros, gracias al gran empuje que ha tenido la aerolínea de Qatar. Es un aeropuerto donde podrás apreciar los petrodólares, con tiendas muy lujosas, e incluso rifas de coches de lujo, como Porche o Bentley.

El aeropuerto de Qatar, es una mezcla de culturas, ya que confluyen europeos que van a distintos puntos de Asia, y hacen escala aquí, y gente de toda Asia, que van para Europa. En prácticamente todos los aeropuertos verás cierta mezcla cultural, pero aquí está conjunción, es aún más fuerte.

Aparte de las tiendas, el aeropuerto posee zonas para que jueguen los niños, con estructuras modernas, de parques infantiles.

Incluso tienen una réplica de un coche de fórmula 1 de Red Bull.

Aunque por muy grande que sea el aeropuerto, en las cinco horas de escala, se nos hizo pequeño.

El avión a Colombo sale a su hora, con su respectivo retraso. El avión, ya no tiene nada que ver con el que habíamos volado previamente. No es que lo veamos de otra manera por el enfado, es que es más viejo, y detalles, como la pantalla individual, no tiene ni las mismas películas.

Pero los viajes están cargados de sorpresas, como la que tuvimos cuando despegamos de Qatar, viendo desde el aire las famosas islas artificiales, con un mar de un color verde increíble.

El trayecto Qatar – Colombo lo hacemos en 5 horas. Una cifra que se lleva bien, ya que a partir de  seis horas, es cuando un viaje en avión se nos hace algo pesado. Llegamos a las 7 de la tarde a Colombo, y como ya comentamos se nos hace un poco tarde para ir a Anuradhapura, ya que por supuesto no íbamos a encontrar ni bus, ni tren. Así que decidimos hacer noche e ir a primera hora a Anuradhapura. El aeropuerto de Colombo, no se encuentra dentro del núcleo urbano. Se encuentra a unos 60 Kilómetros de la ciudad, y está situado, a mitad de camino, más o menos de Colombo y Negombo. Decidimos ir a Negombo, así evitamos el jaleo de la capital, y encontraremos mejor, algo para dormir en un sitio más pequeño como Negombo.

Antes de salir del aeropuerto buscamos un cajero para sacar algo de dinero. Encontramos un cajero algo escondido, porque todo lo que hay son casas de cambio de moneda. El cajero nos da solo billetes grandes de 5000 rupias, lo que viene a ser más o menos casi 30€. Es lo malo de sacar dinero, que te suelen dar billetes grandes, y luego no te los quiere nadie, porque no tienen cambio.  Salimos del aeropuerto y vamos a buscar una estación de autobús, para ir a Negombo. Habíamos leído que había una estación a mano derecha. Ya es de noche y no se ve nada, apenas hay farolas, y hay poca gente. Pero nosotros continuamos hasta un arco que te da la bienvenida a Sri Lanka. Pasas el arco y a mano izquierda, a unos 5 minutos se encuentra la estación. Ya son las 9 de la noche, y la estación está vacía, y no hay nadie. Solo hay algún autobús hacia Colombo. Todo el mundo nos indica que para coger un autobús debemos ir a la carretera donde está el arco, que a esas horas no se meten en la estación. Así que volvemos a la carretera, encontrándonos con muchos tuk-tuk, que nos piden por llevarnos la luna y las estrellas. Se quieren aprovechar, ya que es tarde, de noche, y los buses se cogen mal. Al final, un tuk-tuk nos dice que nos lleva por 4 dólares. Por ese precio aceptamos. Lo malo que no tiene ni idea de donde está el hotel. Nosotros no tenemos ni dirección, ni teléfono del hotel, ni siquiera reserva, ya que lo miramos en el aeropuerto de Doha. Le decimos por donde está, ya que habíamos visto que se encontraba cerca de la estación de buses. Después de preguntar por allí, damos con el hotel. Más que un hotel, es un pequeño edificio, con habitaciones, como si fuera la casa de invitados del señor. La puerta está cerrada, y el conductor, llama al teléfono que había en la puerta, y no se lo coge. No hay un alma por la calle, y el conductor nos dice que conoce un hotel, pero lejos de allí. Nosotros habíamos decidido pasar la noche allí, ya que se encontraba cerca de la estación. Como no hay otra solución le decimos que nos lleve, y al momento le llama el señor del hotel por teléfono. Nos pasa el teléfono el conductor, y nos dice que volvamos. Damos la vuelta, y ya accedemos al hotel. Las habitaciones del hotel están muy bien, limpias, amplias y con un buen baño. Quizás le falta algún tipo de armario, pero el hotel Visal Homestay es la mejor opción para pasar la noche en Negombo a un buen precio, y junto a la estación.

No es el país más económico de Asia para volar, pero si buscas con antelación, puedes coger los billetes por algo más de 600 €, que no está nada mal.

Aquí puedes encontrar las mejores ofertas en vuelos.

La moneda oficial en Sri Lanka es la Rupia de Sri Lanka. Mil Rupias equivalen más o menos a 5 €.

El idioma oficial en Sri Lanka es el l cingalés y el tamil . Sin embargo existe un importante segmento de la población que habla Inglés, sobre todo las personas que trabajan en el sector turístico, y en la Capital.