GUAYAQUIL – MADRID

Regreso a España

Hoy nos despedimos de nuestro viaje por Ecuador, que nos ha sorprendido enormemente. Sabemos que volveremos algún día. Tenemos la cuenta pendiente de visitar las Islas Galápagos, y ya de paso, algún sitio que nos quedamos con las ganas de visitar, pero por falta de tiempo, no ha podido ser en este viaje.

A las 11 de la mañana sale nuestro vuelo, así que a las 6:30 hacemos el Check-out en el hotel, y vamos a coger el metrovía. Hemos mirado y a cinco calles se encuentra una parada que va hasta el Aeropuerto. Así que nos vamos a la parada San Agustín. El método del metrovía es muy parecido al de Quito. Cualquier trayecto cuesta 0,30$, y esperas en una especie de pecera de cristal hasta que venga el bus para montarte. Nuestra sorpresa fue que hay unas máquinas para recargar tarjetas. Le preguntamos al guarda, y nos dice que solo se puede acceder con tarjeta, que hay que solicitarla no sé dónde. ¿Qué no se puede echar una monedita y sacar un ticket?. Pues no. Nos dice el guarda que se lo digamos a alguien, le paguemos y que nos pase la tarjeta. Así lo hacemos. Pero no entendemos porque si no vives allí no puedes pasar. Accedemos y esperamos al bus. Rezamos para que no venga muy lleno. Pero cuando llega y se abren las puertas vemos que aunque no va tan lleno como hemos visto en  Quito, está bastante lleno. No sabemos si entrar o esperar al próximo. Y al final saltamos al bus, que solo entrábamos nosotros para completar la lata de sardinas. Menos mal que en dos paradas, la gente se ha bajado, y ya podemos respirar.

El aeropuerto es la penúltima parada, y llega casi vacío. Hemos tardado sobre 15 minutos. El metrovía es muy rápido, al contrario que los buses. Entramos al Aeropuerto Internacional José Joaquín de Olmedo, pudiendo observar que es pequeñito, pero bastante moderno.

Desde el exterior del aeropuerto, como en su interior, posee una decoracion moderna, muy nueva, que es de agradecer en un aeropuerto, para que la espera se te haga más amena.

El propio aeropuerto presume de haber ganado varios premios como uno de los mejores aeropuertos.

No hemos realizado el check-in online, así que facturamos, y tenemos la suerte de que nos ponen juntos, no como a la ida, que solo nos ponían juntos previo pago de un chantaje (por lo menos eso es lo que nosotros consideramos), y además en un asiento de dos, con ventanilla y todo.

Hacemos vuelo directo Guayaquil – Madrid, con Air Europa, que otra vez más consideramos que tienen que actualizar sus aviones, y mejorar sus servicios. Nos esperan casi 12 horas de vuelo, con la pantalla del asiento estropeada. Así que nos quedamos sin ver ninguna película.

Encuentra los mejores precios en vuelos a Ecuador

Los vuelos a Ecuador desde España los puedes encontrar sobre los 600 €. Muchos de ellos pasan por Estados Unidos, algo que no recomendamos nunca ya que además de pagar (porque vas a tener que sacar el ESTA), te van a volver loco con tanto controles que hay. Si buscas puedes encontrar incluso directos muy económicos. Nosotros volamos directos a Quito, y para la vuelta lo hicimos desde Guayaquil también directo, y nos ahorramos volver subir hasta Quito.

Aquí puedes encontrar las mejores ofertas en vuelos.

La moneda oficial en Ecuador es el Dólar Estadounidense. En el año 2000, Ecuador completó su proceso de dolarización; el Sucre (moneda oficial hasta el momento) fue eliminado, y la moneda del país fue legalmente cambiada por el dólar norteamericano.

El idioma oficial en Ecuador es el castellano. Sin embargo en las zonas rurales o en la parte del Amazonas existen poblaciones donde se hablan lenguas indígenas, como el quichua. Aunque cada vez queda menos población que conserve estos idiomas.