FENGHUANG, el pueblo más bonito de China

Un pueblo de película en el corazón de China

Después de 11 horas en el tren llegamos a las 5 de la mañana a Tongren. Las calles están desiertas tan temprano y no hay mucha gente a quien preguntar dónde está la estación de autobuses, la poca gente a la que preguntamos con el traductor del móvil que hasta entonces en el viaje nos había sido muy útil, no nos entienden. Ni siquiera preguntando a algún taxista nos sabe indicar e incluso no podemos subirnos con él, ya que no nos entendemos. Después de un buen rato conseguimos averiguar que la estación de bus se encuentra justo enfrente de la del tren, cruzando un parque. Y nosotros hemos dado mil vueltas para buscarlo. Sacamos los billetes para Fenghuang y tenemos que esperar un rato. Según llegamos a nuestro destino, en la misma estación, sacamos los billetes para el día siguiente a Guilin. Cogemos un taxi y nos lleva a la parte antigua de la ciudad donde tenemos nuestro hotel. Comienza a llover y cuando bajamos del taxi, no sabemos muy bien porque, pero hay un hombre del hotel que nos lleva hasta la recepción.

Fenghuang es la antigua ciudad de Hunan, una antigua ciudad construida en la dinastía Qing, que todavía se conserva en su aspecto original con 300 años transcurridos. Sus casa de madera a la orilla del río y sus puentes medievales de la China Tradicional hacen que el paisaje sea de película.

El hotel Phoenix  Melody Inn está en una ubicación excepcional. Tiene un balcón con vistas al río enfrente de uno de los puentes. Aunque la habitación tenía algo de humedad, pero supongo que sea normal, ya que se encuentra al borde del río y debe de llover bastante. Además el personal es extremadamente amable, y para nosotros es siempre de agradecer.

Estas son las vistas que tienes desde el Hotel.

Todavía no podemos hacer el check in y nos dicen que en una hora estará preparada nuestra habitación y aunque cada vez llueve más decidimos salir a ver el pueblo.

Según vamos caminando más bonito nos parece el pueblo aunque también llueve más. Ante la posibilidad de que no pare la lluvia nos da mucha rabia, ya que este sitio era uno de los motivos de nuestro viaje, y la lluvia lo empaña un poco.

Al fin deja de llover a media mañana y podemos disfrutar del maravilloso paisaje del pueblo de Fenghuang que no nos ha decepcionado. Ver unas fotos de este pueblo, fue un detonante para visitar China. Es como si retrocedieras en el tiempo.

A la mitad del pueblo puedes subir a la muralla, y caminar un largo trayecto por ella.

Hay varios puentes, muy espectaculares, como si estuvieras viendo una película. Además con las nubes en la montaña, le da un aspecto mucho más atractivo.

Phoenix Hong Bridge, es un puente cubierto que cruza el río, y muestra un estilo típicamente miao, con tres arcos de piedra debajo y un área cubierta de dos niveles en la parte superior. A lo largo del río también podrás ver casas sujetas sobre el río por pilotes de madera.

Pero también los puentes de madera son muy auténticos. Hay varios a lo largo del río.

Los residentes de la aldea son en su mayoría de la minoría étnica miao. La minoría Miao es famosa por sus disfraces en particular los trajes femeninos que incluyen un tocado elaborado decorado con platería. Además de los disfraces, también encontrarás que el grupo minoritario de Miao también es famoso por sus textiles, bordados, telas para atar y tapices.

El pueblo discurre por ambas laderas del río. Sobre la mitad del pueblo hay una Pagoda que su figura se alza sobre el río.

Estamos todo el día recorriendo ambos lados del río, contemplando estas vistas asombrosas de un pueblo con mucho encanto. Y cuando nos cansamos, aprovechamos a tomar algo en una de las terrazas a orillas del río, para seguir contemplando la escena.

Para ver Fenghuang con un día es suficiente. El pueblo es pequeño y en un día te da tiempo para recorrerlo. Todo depende del tiempo que dispongas o de las ganas que tengas de disfrutar de esta aldea.

Por la noche todo el pueblo se ilumina y es otra bella estampa de este bonito lugar.

Ahora mismo los vuelos a China son muy económicos. Volar a Pekín es muy barato y además puedes coger vuelos directos. A otra ciudad de China seguramente tengas que hacer escalas, pero también son muy económicos. Nosotros volamos directos a Pekín, y al volver desde Shanghai haciendo escala en París. Ambos trayetos por menos de 500 €.

Aquí puedes encontrar las mejores ofertas en vuelos.

La moneda oficial en China es el Yuan. Cien yuanes equivalen más o menos a 12 €.

El idioma oficial en China es el Chino Mandarín, que es el más utilizado. Pero es un país que tiene muchos dialéctos.

Nosotros llevamos un traductor en el móvil y en algún sitio no se enteraban con el traductor. Deducimos que hablaban otro dialécto.

Día 11 China: GUILIN: Pagodas del Sol y la Luna
2018-02-11T18:13:12+00:00 Etiquetas: , |

Deje su comentario